Santiago

Estructuralmente, las bandejas pueden apilarse hasta superar los tres metros de altura, conformando “pilares” que al agruparse forman muros e incluso definen recintos. Para explorar nuevas relaciones estructurales, se utiliza la bandeja como un módulo base con el que pueden generarse una serie de relaciones geométricas -en dos dimensiones- y estructurales -en tres dimensiones- a partir de su repetición. Comprender la lógica geométrica y estructural que se desprende del objeto, hizo posible diseñar diversos módulos que sirvieran como base de figuras más complejas y así ampliar las formas en que las bandejas pueden relacionarse constructivamente en el espacio. El primero de estos módulos se diseñó usando tres bandejas, resultando una forma en «Y», similar al triángulo equilátero y cuya agrupación en tres dimensiones puede relacionarse con las formas esféricas. Se diseñó además un segundo módulo en forma de «L» capaz de suplir la carencia estructural de la bandeja y de construir a través de su agrupación estructuras ortogonales. Usando el módulo en forma de «Y» se obtiene un domo, y con el módulo en forma de «L» diversos paramentos verticales.


Participante: Juan Pablo Torrealba